viernes, 18 de enero de 2013

El puente de Segovia.

Formaba parte de las infraestructuras, una vez que Felipe II, acomodó la corte a la villa;  la situación del Alcazar a los pies de la ribera del rio Manzanares, debido a que era una de las entradas principales a la villa, por el entonces llamado camino de Segovia.

El puente de Segovia, es el puente mas antiguo de la ciudad de Madrid, cuando es el rey, quien encarga a el arquitecto Juan de Herrera, su construcción en el Siglo XVI, para dar mas fluidez el paso a la villa.

Está realizado en sillares (piedra labrada) de granito, y consta de nueve ojos con arcos de medio punto almohadillado, sobre el, en los pasamanos, hay varias bolas de granito, adorno caracteristico de la época;  teniendo desde su existencia, diversas reparaciones y correcciones. 





Durante la Guerra Civil, el puente fué destruido, y fué entonces cuando en la posterior reconstrucción, el ingeniero Vicente Olmos, decidió darle mas anchura, pasando de 8m a 30m, teniendo desde entonces algunas correcciones por el paso inferior de la M30.

Todo rincón de la villa, lleva detrás historias tragicómicas, como contaba el entonces cronísta de la Villa, Pedro de Répide, allá por el Siglo XIX; cuando precisamente una de los bolas que adornaban el puente cayó inexplicablemente al vacio, con tal mala suerte de que cayó sobre un niño, produciendole la muerte casi  en el acto. Ante el asombro de el personal, y no encontrando culpables de lo sucedido, se decidió arrestar a la misma bola, con la condena, de ser enterrada.

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...