martes, 19 de febrero de 2013

El Palacio de Villahermosa.

Los origenes de éste Palacio, se remontan al Siglo XVII; cuando por aquel entonces, los duques de Pico della Mirándola, nobles italianos; decidieron construirse un Palacio en la zona mas cortesana de la época; la confluencia del Prado viejo con la Carrera de San Jerónimo, justo enfrente del Palacio del Buen Retiro, donde Felipe IV, decidió hacer su residencia de descanso.

La cercanía a la realeza, pero también a la aristocrácia; donde se construían villas de recreo, unas zonas abiertas, donde se permitían a éstas casas-jardin, disfrutar de todo su entorno, y de la vida social. En sus proximidades, justo enfrente, podíamos encontrar el Palacio de Medinaceli (hoy, Hotel Palace), y del Palacio de los Duques de Bejar, en la cercana calle Alcalá (hoy, Banco de España).

El Palacio de Villahermosa.

Situado en un sitio muy privilegiado, en el año 1771, los duques de Villahermosa, lo adquieren como residencia habitual; realizando una profunda reforma en sus instalaciones, por parte de Antonio López Aguado (arquitecto, que realizó la Puerta de Toledo y la Fuentecilla, entre otros...). El Palacio se compone de una fachada roja de ladrillo, algo discreta, y de planta rectangular, algo irregular, con tres alturas en superficie, enmarcado con pilastras y un frontón central y distribuido en tres partes, dos al exterior y la tercera al jardín.

El Palacio de Villahermosa.


Este Palacio neoclásico en su origen, quizas fuera uno de los mas importantes de la arquitectura palaciega del momento. Años después y ante la apertura como galeria de arte, se decidió precintar el pequeño pórtico dórico, puerta principal situada en la carrera de san jerónimo. Y se decidió colocar el acceso a través de su patio ajardinado.

Fué lugar de fiestas y reuniones de la alta sociedad madrileña.

Ha tenido muchas reformas integrales hasta el dia de hoy, y distintos propietarios. Una de las mas importantes sucedió una vez adquirida por la Banca López Quesada, el cual sus propietarios decidieron reformar todo su interior y agregarle tres plantas de sotanos; para finalmente el arquitecto Rafael Moneo, hacer una reestructuración, enfocado a la nueva galeria de arte, una vez que el Barón Thyssen-Bornemisza, adquiere la instalación en 1992. Destacando su iluminación natural, a través del patio y lucernarios en las plantas superior y que permite regular la intensidad de la luz.

El Palacio de Villahermosa. (Museo Thyssen-Bornemisza)


Actualmente éste Palacio, junto a la construcción de un edificio anexo que se construyó hace una decada, acoge a mas de 800 obras de arte, colocadas cronologicamente, desde pintura italiana, holandesa del Siglo XVII, hasta la mas contemporánea, vanguardista y moderna del Siglo XX, colección privada mas importante del mundo, del Barón Thyssen; al que hay que añadir unas 300 obras de la colección adquirida por su mujer Tita Cervera, que podemos visitar en el edificio anexo. El Museo Thyssen-Bornemisza, es un complemento al Museo Del Prado y al Museo Nacional Reina Sofía.

Para realizar el recorrido por el Museo, de su colección permanente, la visita se inicia desde la segunda planta del edificio.

El Palacio de Villahermosa.
La Anunciación, de El Greco.

Museo Thyssen-Bornemisza (Palacio de Villahermosa)
Paseo del Prado, 8
<Metro Banco de España>

Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...